Restaurant Europeo

“El misterio de la salicornia” – Revista Caras, Diciembre 2016

En verano crece entre dunas y borde playero. Un milagro de salud también llamado ‘espárrago de mar’, crujiente y con una justa salinidad que parece ser el maná de los surfistas. Nunca ha pasado inadvertida. Por años las propiedades de esta suculenta que crece libre a la orilla del mar, generalmente en zonas con gran oscilación térmica ha sido materia de estudio científico. Sus semillas dan vida a uno de los aceites más potentes del mundo vegetal, al punto que permite liberar energía capaz de mover motores de aviación y máquinas indus- triales, aunque con un 80% más de limpieza en cuanto a impacto ambiental.
En Inglaterra la llaman samphire, dicen que como deformación del francés herbe de Saint- Pierre: un homenaje al apóstol que evangelizó
a través de los mares, dejando estas nutritivas varas ancladas en las costas. Comestibles desde que hay memoria, en Chile quedaron relegadas a los parajes del verano.